Mujeres en la política en Imbabura.

0
422

Más de 180.000 mujeres sufragarán en Imbabura en el 2019.

En Imbabura las mujeres que incursionan dentro del mundo de la política en 2018, están centrando todos sus esfuerzos en hacer escuchar sus propuestas.

Imbabura tiene a varias mujeres como líderes que tienen una gran influencia en las decisiones políticas partidistas, muchas de ellas participarán en las próximas elecciones, mejor dicho, las mujeres que han logrado llegar a éstas posibilidades, están en su derecho participativo,  tomando decisiones que podrían cambiar el curso de la historia política de la provincia .

Cada vez son más las mujeres que van adquiriendo notoriedad política en un campo tradicionalmente dominado por el hombre, “aunque todavía el porcentaje de mujeres sigue siendo muy inferior al de los hombres”.

El sufragio femenino en Ecuador fue garantizado en la Constitución de 1929, convirtiendo a Ecuador en el primer país de América Latina en dar a las mujeres el derecho al voto. El cambio constitucional se dio luego de que la doctora Matilde Hidalgo solicitara votar en las elecciones legislativas de 1924. La solicitud fue aceptada por el Consejo de Estado, convirtiéndola a su vez en la primera mujer de América Latina en votar en una elección nacional, desde ahí la presión de mujeres organizadas por lograr la participación en la política, aunque la obligatoriedad del sistema de cuotas de género, el financiamiento público para la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, no siempre se ha respetado.

En Imbabura el proceso electoral 2019 se está distinguiendo por la participación política femenina, es que poco se ha visto a las mujeres actuar en los comicios para alcaldesas y para autoridades locales pluripersonales del país. Hoy su presencia pública es importante , no sólo por su papel como candidatas a puestos de elección popular, sino por su desempeño en una diversidad de papeles, los cuales han desarrollado de manera destacada, informando a las demás mujeres que la política ha dejado de ser una actividad exclusivamente masculina y están preparadas , al igual que los hombres, para verse no sólo representadas por personas de su mismo sexo, sino para confirmar que tienen el derecho y la capacidad para participar activamente en la vida pública.

Ciertamente, la lucha de las mujeres por lograr esos espacios de participación ha sido ardua, continuada y difícil y nada les ha sido ‘otorgado’, ‘regalado’ o ‘cedido’. Ya no existe esa resistencia de los partidos políticos a candidatizar a las mujeres en cantones donde nunca se ha ganado o la probabilidad de hacerlo es baja. A esto se agrega, también la resistencia de los partidos, en especial a nivel local, para respetar la regla de paridad y otorgar a los hombres un número mayor de candidaturas.

Revisemos números 360.041 electores en Imbabura en el 2017, el 49,1% hombres y el 50,9% mujeres, 176.729 hombres y 183.312 mujeres, urbanas son 136.089 y rurales 223.952.

Como conclusión, se puede afirmar que a pesar de lo lenta que ha sido la integración de las mujeres a la vida política del país, en el 2019, más de 180.000 mujeres tendrán la posibilidad de marcar una participación sin precedentes en Imbabura.