LA PAZ…QUE SEA DURADERA

0
85

Creo que el deber de un periodista integro y humanista, más allá de que le digan que es de la “prensa corrupta” y de ideologías contrarias, es decir e informar siempre con la verdad, tanto como respetar la vida, los DDHH y la institucionalidad democrática.

El conflicto que vivió 12 días nuestro país, deriva directamente hacia un plano político y voy a decir algo que veo y lo he vivido más de 40 años y que muchos lo saben, pocos no; los indígenas son seres humanos muy inteligentes, algunos no tuvieron educación primaria, ni superior, sin embargo, su talento artesanal, artístico, su nivel de raciocinio y humanístico es altísimo, como todos nosotros, porque todos somos capaces, solo que unos con menos suerte económica para prepararse y estudiar.

Pero estudiados o no, preparados o no, somos humanos y desde esa premisa, todos sentimos dolor que existan muertes, heridos, pérdidas de derechos humanos, que la ciudadanía esté sin garantías, que el irrespeto se reciba en toda índole, que la indolencia, la inconformidad sea general.

En la mayoría de los ecuatorianos sin taras, seguro existe indignación en mente y corazón por la muerte de los indígenas, policías heridos, muchos daños colaterales psicológicos en la ciudadanía y por la destrucción de elementos iconos de cultura y materiales en general.  Aquí la encrucijada para saltar con una pregunta, ¿quién es más ignorante? , cuando también  se ve la indolencia de autoridades y mandatarios que pierden su humanidad y se convierten en “políticos depredadores” que únicamente quieren más y más

Lo que sucedió son momentos para meditar, rezar/orar, evaluar y proponer alternativas para llegar a acuerdos importantes que corrijan los problemas y distorsiones estructurales que tiene la política y la economía de nuestro país y juntos podamos vivir pacíficamente en un NUEVO ECUADOR, es mi anhelo y si es el suyo comencemos cambiando. Si quiere manifestarse en contra de algo que no esté de acuerdo, hágalo en paz , en la ley y en concordancia con ese espíritu que hemos tenido los ecuatorianos de tranquilidad, de serenidad. Por lo que abogamos a las autoridades para que la paz conseguida a tan alto costo ,sea duradera en Ecuador,por que si es posible e inevitable.