LA PREFECTURA PONE AL SERVICIO DE IMBABURA UN PRIMER LOTE DE NUEVO EQUIPO DE TRABAJO

Con una inversión de 1´458.000 dólares

Como parte de un plan para hacer más eficiente el accionar institucional, la actual administración adquirió 12 volquetas, 11 camionetas y 2 furgonetas que, de manera inmediata, empezaron a operar en diferentes frentes en todo el territorio. Así mismo se adelanta el proceso para renovar la maquinaria pesada.

Segun información oficial,el primer lote de la renovada flota de vehículos de trabajo entregó este día lunes, 4 de marzo de 2024, el prefecto de Imbabura, Richard Calderón, en conjunto con la viceprefecta, Paolina Vercoutère Quinche. Lo hizo en dos emotivos eventos. El primero en los talleres de la institución, con la presencia de los trabajadores, y a renglón seguido, de manera pública, en el parque Ciudad Blanca de Ibarra, teniendo como testigos a las autoridades de los gobiernos parroquiales rurales.

“Es la primera parte del proyecto de renovación de maquinaria y parque automotor, mediante una inversión de 1´458.000 dólares. Entregamos 12 volquetas, 11 camionetas y 2 furgonetas, mientras avanzamos en la compra de nuevas motoniveladoras, rodillos, excavadoras y excavadoras de oruga. Este proceso tiene como propósito atender de manera eficiente a la población imbabureña, demostrando que la Prefectura y la provincia viven una transformación real y que más allá del discurso, se trabaja para que la gente que habita en  la parte urbana como rural tengan servicios de primera”, dijo en su discurso el Prefecto.

Puntualizó que la renovación la maquinaria y vehículos obedece a la estrategia de modernizar los servicios institucionales, a fin de cumplir a cabalidad las demandas de la ciudadanía. “A las autoridades de los gobiernos parroquiales les consta que la vialidad es el área que más requiere atención y que tal como se encontraba el equipo operativo era difícil reaccionar, tomando en cuenta que existen tractores del año 1978 y otros que han cumplido una vida útil de 25 y 30 años”, recalcó.

Aprovechando estos espacios, Calderón confirmó que la administración que dirige puso en marcha un plan para mejorar la vialidad en todo el territorio imbabureño, integrando en esta labor el asfaltado y adoquinado de 150 kilómetros de longitud, teniendo como aliados en este objetivo a los gobiernos parroquiales y a los beneficiarios. Subrayó que, precisamente, con la adquisición de nuevas herramientas se fortalecerán los convenios para actuar en forma rápida y solvente en cada una de las localidades rurales.

Las palabras de la viceprefecta estuvieron cargadas de profunda emotividad, pues manifestó estar orgullosa de conformar un equipo de trabajo que busca atender mejor a los habitantes de Imbabura. “La renovación de la maquinaria es una muestra del compromiso para brindar una respuesta óptima a las demandas de las parroquias, superando incluso la temporada de crisis de la que se habla a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *