SAN PABLO DEL LAGO PIDE AYUDA

0
117

En una mesa de discusión ciudadana en San Pablo del lago, se trató de seguridad, el Presidente de la Gobierno parroquial de San Pablo, Amadeo Casco indicó que “ la protección de la Madre Tierra debe ser el gran objetivo de los gobiernos del mundo, la protección de la Pachamama garantizará la preservación de la especie humana”.  Y decimos esto por lo que está pasando en los páramos de las comunidades de la Rinconada, Angla y la parte alta de Angochagua en la parroquia San Pablo del Lago del cantón Otavalo.

Es un incendio que esta devastando desde el martes 20 de agosto a uno de los ecosistemas más emblemáticos de Imbabura y del norte del Ecuador, se acrecienta debido al aumento de “poderosos vientos” que avivan las llamas “que tratamos de sofocarlas”, pero resulta muy difícil, dijo Amadeo Casco ,además indica que “desde el primer brote hemos estado aquí junto con la compañera Jenny León y unos 600 compañeros comuneros que  nos hemos unido y debido a la magnitud hemos pedido auxilio a todas las instituciones competentes, hoy ya se integran trabajadores municipales y de la escuela de la policía de San Pablo, sé que se activó anoche el COE cantonal y esperamos con su ayuda, podamos sofocar esta desgracia con nuestra Pachamama, mientras tanto con machete en mano hacemos todo lo humanamente posible para apagar. Gracias al pueblo de San Pablo a todas las personas que nos están enviando agua y alimentos.

Que o quienes causaron eso veremos después, lo importante es apagar primero, gracias al Capitán Juan Zapata del ECU 911 por la disposición de enviarnos el helicóptero de la Policía Nacional para el vuelo de inspección y si las condiciones lo permiten hacer descargas de agua. También de haber las herramientas, la autorización a las escuelas de San Pablo e Ibarra para que apoyen, el señor ministro del Ambiente que me indican llegará a San Pablo también ya tiene conocimiento y esperamos las disposiciones para apagar de una vez por toda esta desgracia”.

Se trata de un daño irreversible que afectaría a toda la región, ya que las capacidades únicas que tiene en conjunto estos páramos terminarían por convertirse en un páramo fracturada.

«Vivir Bien o Buen Vivir», hay que tomarlo como vivir en armonía y equilibrio, con los ciclos de la Madre Tierra, del cosmos, de la vida y de la historia, y en equilibrio con toda forma de existencia», Los cuatro elementos que nos unen y son nuestros formadores son el agua, aire, fuego y la Pachamama.   Sin ellos no habría vida.