FUNCIONES DE LOS CONCEJALES

0
74

Creo necesario que los ciudadanos conozcan qué hacen y qué no les está permitido hacer a los ediles. De esta forma, podremos conocer que “poder” tiene el funcionario concejal.

Lo primero que se anhela es evitar que caigan en los errores y exabruptos de algunos  que solo actúan con el estómago y no con el corazón, ayudando a desangrar a sus regiones, permitiendo que el presupuesto se malgastara o dilapidara, hipotecando el futuro de los municipios, sólo por satisfacer apetitos de tipo personal, particular y familiar.

Los señores concejales deben recordar que ellos, junto al alcalde, constituyen el Concejo Municipal, órgano de legislación y fiscalización del gobierno autónomo descentralizado municipal sobre los cuales recae toda la responsabilidad de lo que hagan o dejen de hacer por su comunidad en obras de infraestructura, proyección y saneamiento de las arcas, llevando de la mano con buena gestión, transparencia en sus actuaciones y liderazgo a sus municipios al nuevo milenio, eliminando la politiquería que hemos visto ,es la enfermedad mortal de la democracia y el camino de la corrupción.

Los concejales o concejalas serán responsables ante la ciudadanía y las autoridades competentes por sus acciones u omisiones en el cumplimiento de sus atribuciones, estarán obligados a rendir cuentas a sus mandantes y gozarán de fuero de corte provincial. Según el COOTAD tienen las siguientes atribuciones:

  1. a) Intervenir con voz y voto en las sesiones y deliberaciones del concejo municipal;
  2. b) Presentar proyectos de ordenanzas cantonales, en el ámbito de competencia del gobierno autónomo descentralizado municipal;
  3. c) Intervenir en el consejo cantonal de planificación y en las comisiones, delegaciones y representaciones que designe el concejo municipal; y,
  4. d) Fiscalizar las acciones del ejecutivo cantonal de acuerdo con este Código y la ley.

La principal función de los concejales se puede resumir en que son ellos, los encargados de abrir las puertas para las organizaciones de base, concertando con el alcalde, exigiendo el cumplimiento de los programas que él prometió; apoyar a la niñez y a la juventud, consiguiendo recursos para las comunidades que representa, ayudando al mejoramiento de las vías, presentando proyectos serios y saludables, no solo para el municipio, sino para la región en general.

Desde el honorable concejo municipal, el Edil podrá fortalecer la democracia, no con protagonismos baratos y mucho menos con pantallería, tampoco a los gritos, ni aliándose con otro grupo para hacer desaparecer las minorías y no darles la participación a la cual tienen derecho también. Los concejales además de legislar y fiscalizar deben ser los auténticos voceros de la democracia, prestos a atender las necesidades de las personas, con un alto sentido de la responsabilidad, honorabilidad y transparencia.

Un gobierno autónomo descentralizado está para la promoción del desarrollo y la garantía del buen vivir, a través del ejercicio de sus competencias.