ASESORES POLÍTICOS

0
158

A pocos meses de elecciones aparecen muchos asesores, algunos son amateurs apasionados, personas entusiastas con poca experiencia, que no tiene los conocimientos para hacer una evaluación global de la campaña. Como voluntarios, este tipo de personas no representan ningún peligro para la campaña, porque no participan en la toma de decisiones.

Cuando se convierten en un peligro real es cuando ocupan puestos importantes en el equipo de campaña, contribuyen con mucho dinero y condicionan su apoyo a la aceptación de sus sugerencias, y, quizá los peores, están relacionados con el candidato de forma que pueden influenciar en su forma de pensar. Los amateurs son gente valiosa, pero hay que cuidar de no dejarles tomar decisiones; se podría arrepentir toda la vida.